Neumáticos

neumaticos

No solemos tener en cuenta que los neumáticos son el único punto de contacto entre el vehículo y los distintos tipos de suelo por donde circula, lo que es sumamente importante hacerlo para mantener la calidad y las prestaciones de los neumáticos, que son los que nos garantizan la seguridad, la movilidad y la maniobrabilidad del rodado.  Es por eso que aconsejamos cumplir las siguientes recomendaciones de seguridad.


Área de contacto

“UN GRAN TRABAJO PARA UNA PEQUEÑA SUPERFICIE”
La parte del neumático que está en contacto con el suelo, es aproximadamente del tamaño de una mano. La seguridad, el confort y el ahorro de combustible, dependen de esa pequeña superficie, por lo que debemos asegurarnos de seleccionar los neumáticos más adecuados, y de realizar su mantenimiento para que rindan al máximo. Para ello debemos tener en cuenta que los neumáticos:

  • son la única unión entre el vehículo y el suelo,
  • soportan todo el peso del vehículo (una carga de hasta 50 veces su propio peso),
  • responden a los distintos movimientos de la conducción como la dirección, la aceleración y la frenada del vehículo,
  • absorben todo lo que hay en el suelo.


Desgaste y profundidad de los neumáticos

“UNA MEDIDA DE SEGURIDAD RÁPIDA Y SENCILLA”
Debemos comprobar regularmente la profundidad del dibujo de los neumáticos, y cambiarlos cuando estén gastados. De esta forma estarán garantizados el agarre y la tracción, evitando desagradables sorpresas. Recomendamos cambiar los neumáticos antes de que la profundidad del dibujo en la banda de rodamiento, llegue al límite legal de 1,6mm. La mayoría de las marcas de neumáticos llevan indicadores de desgaste, los que están situados en el fondo de los principales canales de la banda de rodamiento. La seguridad y la movilidad del vehículo, dependen de la profundidad del dibujo porque:

  • los canales de la banda de rodamiento sacan el agua que queda debajo del neumático, ayudando a mantener el control,
  • cuanto mayor sea la profundidad del canal, más agua evacuará, y por lo tanto se reducirá el riesgo de perder el control del vehículo,
  • una correcta presión de inflado, sumado al mantenimiento regular del vehículo (principalmente de los trenes traseros y delanteros), garantizará que los neumáticos tengan el mejor comportamiento durante su vida útil.


Presión del neumático:

PRECION

“COMPROBEMOS LA PRESIÓN TODOS LOS MESES”
La presión correcta, reduce el riesgo de perder el control del vehículo. También protege a los neumáticos de un desgaste prematuro, y de daños irreversibles en la construcción interna.

La presión de los neumáticos puede disminuir por:

  • pequeñas perforaciones,
  • el escape natural de aire producido por los componentes del neumático,
  • ó una baja en la temperatura ambiente.

Debemos comprobar la presión de los neumáticos, incluido el de repuesto, todos los meses y especialmente antes de un viaje largo, con los neumáticos fríos o que no hayan circulado más de 4 kilómetros y a baja velocidad. Si se comprueba en caliente, hay que añadir 0,3 bar a la presión recomendada. Comprobar la presión una vez al mes, es importante porque:

  • la baja presión aumenta el riesgo de dañar los neumáticos,
  • un exceso del 20% de presión, reduce de una forma importante la vida del neumático.
  • una presión correcta, aumenta la vida útil del neumático y permite ahorrar combustible.

La presión de inflado recomendada, NO se indica en el neumático.  La presión que aparece en el lateral del neumático, es sólo la presión máxima de inflado.  La presión sugerida, puede encontrarse en:

  • el manual de usuario del vehículo,
  • el lateral de la puerta, junto al asiento del conductor,
  • el interior de la tapa del tanque de combustible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *